Almas heridas

Vivimos en una sociedad donde hay muchas personas con almas heridas. Siento que hay seres que viven con mucho dolor escondido. Hay mentes enfermas que necesitan ayuda. En la actualidad siempre hay mas personas necesitadas de compañía y afecto. Vivo en una capa social donde muchas personas tienen que trabajar mucho. No todas tienen el privilegio de hacer lo que les gusta. Entre tanto, muchas almas están heridas por su pasado. El pasado marca el presente de todos. El fuerte sigue a delante, el débil sufre, y lastima su entorno. Hay mucha crisis en las relaciones laborales actualmente. No todos estamos listos para hablar. A veces nos resulta mas fácil comunicar lo que sétimos a través de las redes sociales que personalmente. Confrontar de frente los conflictos no es para muchos la solución. Muchas personas asisten en la actualidad a terapias, psicólogos, consejeros, y profesionales, para arreglar toda la tristeza que llevan acumulada en sus almas. Cuando los corazones ya no saben a donde ir, comienza la mente a fallar. Y si la conexión “Alma corazón y mente” falla, entonces el entorno de muchos se derrumba y los escombros entran en conflictos. Necesitamos buscar ayuda cuando nos damos cuenta de que algo no esta bien dentro de nosotros. Hay muchos profesionales dispuestos a trabajar para ayudar a quien los necesite. Yo me di cuenta en mi entorno, que ayudar a veces necesita mucha energía. Y la gran mayoría de personas en la actualidad esta muy ocupada en si mismo y en la familia. Todos somos artistas, todos podemos crear, todos estamos en diferentes cosas a la vez, y por lo tanto, enfocamos las energías, entre la familia, el trabajo, los talentos, las habilidades, las posibilidades, el conocimiento, el entretenimiento, el tiempo libre, y por sobre todas las cosas, en nosotros mismos. Los privilegiados tenemos que hacernos camino. Los necesitados, por favor, busquen ayuda. Porque los privilegiados, no tienen el tiempo, ni el interés, ni las energías para ayudar a los mas débiles. Esa es parte de la vida que vivo. Es una interpretación de la capa social en la que me desenvuelvo. Es parte de mis experiencias. Yo tengo un carácter, done cuando necesito ayuda, la pido, la busco. Por eso digo: busquen ayuda. La ayuda no llega a ti sola. Sale a buscarla. Si la buscas, la encuentras. Pero no dejes que la soledad te marchite el alma. Yordanka J.